Parásitos que viven en humanos.

Hay muchas variedades de parásitos que pueden vivir en la piel o en el cuerpo humano. La infección se produce principalmente a través de los alimentos y el agua. Los parásitos infectan cualquier tejido y órgano. Sin un tratamiento oportuno (en algunos casos) existe la posibilidad de muerte.

Formas de infección

Los parásitos pueden ingresar al cuerpo humano de diferentes maneras.

La infección ocurre con mayor frecuencia:

  • Vía alimentaria (a través del tracto gastrointestinal). Ocurre cuando los alimentos y el agua consumidos contienen larvas de gusanos;
  • en forma de transmisión. Los parásitos humanos ingresan al cuerpo a través de las picaduras de insectos;
  • Vía contacto-doméstico. A través de platos, ropa de cama, toallas, productos de limpieza del hogar, de animales, otras personas;
  • vía percutánea. Ocurre cuando los parásitos entran en contacto con la piel o las mucosas (al bañarse en ríos, contacto con suelo contaminado con parásitos).

La infección con larvas de helmintos a veces ocurre cuando se inhalan junto con partículas de polvo.

Tipos de parásitos en el cuerpo humano.

Los parásitos se dividen en cutáneos y subcutáneos. Los primeros rara vez provocan enfermedades. La existencia de parásitos está respaldada por la sangre humana. El segundo: causa la interrupción del funcionamiento de los órganos y sistemas vitales, ya que absorben nutrientes, crecen y se multiplican en el cuerpo humano.

Sobre y debajo de la piel pueden existir:

  • endoparásitos (protozoos, helmintos);
  • ectoparásitos (piojos, chinches, insectos, pulgas).

Chinches, mosquitos, tábanos son insectos que utilizan el cuerpo humano sólo para comer (parásitos temporales). Es necesario lidiar con las consecuencias de sus mordeduras. Los insectos son portadores de muchas enfermedades peligrosas.

Todos los demás parásitos después de la infección viven en la piel o en el cuerpo humano de forma permanente y requieren un tratamiento especial.

Insectos en el cuerpo humano.

parásito del mosquito en el cuerpo humano

Los insectos pueden provocar patologías alérgicas y cutáneas en los humanos.

Los problemas comunes son:

  • dermatosis por mosquitos;
  • alergia a los mosquitos;
  • alergia a las picaduras de insectos que pican;
  • dermatitis por oruga;
  • alergia a las cucarachas.

Los insectos (mosquitos, mosquitos) son portadores de muchos tipos de enfermedades infecciosas. La reacción a las picaduras de parásitos se acompaña de manifestaciones específicas en el cuerpo humano.

Las características principales son:

  • enrojecimiento, erupciones en la piel en el área afectada;
  • la aparición de edema;
  • picazón severa.

Con las picaduras de insectos que pican, las sustancias tóxicas se distribuyen con el flujo de linfa y sangre por todo el cuerpo.

Una reacción alérgica se acompaña del desarrollo de síntomas locales:

  • cambio en el color de la piel;
  • sensación de ardor en el área afectada;
  • sequedad, hipersensibilidad de la piel;
  • la aparición de una erupción.

Los síntomas generales se unen en caso de complicaciones (anafilaxia, edema de Quincke).

En este caso, se agregan las manifestaciones locales de alergias:

  • aumento de temperatura;
  • violación de la excitabilidad del sistema nervioso;
  • hipotensión;
  • Debilidad general.
fiebre con parásitos

Los síntomas de la dermatitis por oruga aparecen en la primera hora después del contacto.

Los principales signos de patología son:

  • eritema;
  • cambio de temperatura en el área afectada de la piel;
  • la aparición de ampollas.

La alergia a las cucarachas se caracteriza por reacciones alérgicas sistémicas e inflamación en el área de la picadura.

Piojos, ácaros, chinches y pulgas en la piel

Entre las enfermedades causadas por las garrapatas, las más comunes son la sarna y la demodicosis. Las patologías causan reacciones alérgicas extensas, picazón severa en la piel. La demodicosis a veces provoca blefaritis (inflamación del párpado).

Tres tipos de piojos pueden parasitar el cuerpo humano:

  • cabeza;
  • ropa;
  • púbico.
los piojos son parásitos de la piel humana

La infección se acompaña de picazón severa en el área afectada y un cambio en el tono de la piel.

Las picaduras de chinches y pulgas parecen manchas rojas. La picazón y el dolor en el área afectada no siempre están presentes.

Parásitos protozoarios

Microorganismos unicelulares (ameba, Giardia, Trichomonas): afectan los órganos internos. La infección no siempre va acompañada de síntomas graves.

Las principales complicaciones son:

  • enfermedades del sistema nervioso reproductivo;
  • patología del tracto gastrointestinal.

A veces, los parásitos entran en los ojos.

helmintos

Los gusanos parásitos (redondos, planos, cinta) en humanos se detectan con mayor frecuencia en los intestinos. Los síntomas comienzan a aparecer poco después de la infección.

Los tipos más comunes de lombrices intestinales:

  • gusano redondo;
  • tricocéfalo;
  • oxiuros;
  • triquina

Al establecerse en un ambiente favorable para ellos (el cuerpo humano), los parásitos subcutáneos comienzan a envenenar el cuerpo.

Foto de parásitos en el cuerpo humano:

tipos de parasitos del cuerpo humano

Los platelmintos (trematodos) pueden vivir en cualquier órgano. Crecen hasta 1, 5 m La infección se produce principalmente por el uso de pescado cocinado con poco cuidado. El tipo más común de parásitos son los trematodos.

Los gusanos planos (cinta) pueden crecer hasta 30 m Hay 2 tipos de parásitos: tenias y tenias. La infección ocurre al comer carne mal cocida que contiene huevos de gusanos.

La mayoría de las veces en el cuerpo humano se asientan:

  • trematodos;
  • tenia desarmada;
  • cestodos;
  • equinococo;
  • tenia de cerdo.

El crecimiento y la reproducción de los gusanos se produce debido a la absorción de nutrientes de los alimentos que ingresan a los intestinos.

Parásitos oculares en humanos.

A veces, los helmintos penetran en los tejidos oculares. Dicha infección se registra con mayor frecuencia en personas que viven en países con un clima cálido. Las invasiones de los órganos de la visión por helmintos son provocadas principalmente por nematodos, con menos frecuencia por platelmintos (trematodos, cestodos).

Las principales complicaciones del daño ocular son:

  • uveítis;
  • blefaritis;
  • desprendimiento de retina.

En algunos casos, es posible la pérdida completa de la visión.

parásito en el ojo humano

Diagnóstico

El diagnóstico, que permite la visualización de microorganismos patológicos, consistía hasta hace poco en el sondeo duodenal (hígado, páncreas, vías biliares), análisis de esputo, heces y orina.

Los métodos de diagnóstico modernos permiten identificar parásitos con mayor fiabilidad. Las pruebas ELISA determinan los anticuerpos producidos por el cuerpo humano cuando se infecta.

También se utilizan métodos serológicos:

  • ARRECIFE;
  • RGA;
  • RAL;
  • RSK.

El diagnóstico por PCR se considera un método muy sensible. A veces puede ser necesario:

  • ultrasonido;
  • resonancia magnética;
  • CONNECTICUT;
  • endoscopia

Un examen completo ayuda a aclarar la gravedad de la enfermedad y la concentración de gusanos.

Tratamiento

La terapia de patologías parasitarias se puede realizar en el hogar (estrictamente de acuerdo con las recomendaciones).

La terapia antihelmíntica implica 3 etapas:

  • Preparación corporal. Recepción dentro de 5-7 días de adsorbentes;
  • El uso de medicamentos antiparasitarios. Pueden presentarse en forma de gotas, comprimidos o suspensiones;
  • Recuperación. La normalización del funcionamiento del cuerpo implica el nombramiento de complejos vitamínicos, inmunoestimulantes.

Siempre es necesario un curso repetido de tratamiento con medicamentos antiparasitarios. Se lleva a cabo después de 10 días.

Todos los familiares de una persona infectada deben recibir terapia antiparasitaria. Es importante seguir las recomendaciones de higiene (para evitar reinvasiones).

Con una acumulación masiva de parásitos en el órgano, se requiere intervención quirúrgica. A través de una pequeña incisión se realiza una "limpieza manual".

Complicaciones de la terapia

Los medicamentos antiparasitarios tienen un efecto tóxico en el cuerpo.

Las principales complicaciones son:

  • cirrosis del higado;
  • hepatitis;
  • Pérdida de la visión;
  • insuficiencia renal.

Las violaciones en el funcionamiento de los órganos y sistemas pueden ocurrir con una terapia prolongada con grandes dosis de medicamentos (especialmente en el contexto de una inmunidad debilitada).

Tratamiento con medicina tradicional

semillas de calabaza para el control de plagas

Se recomienda que las recetas populares se usen solo junto con medicamentos y después de consultar con un especialista.

Ayuda a expulsar lombrices del cuerpo uso regular:

  • semillas de calabaza;
  • moras;
  • remolachas;
  • nueces;
  • piñas;
  • Lucas;
  • jengibre;
  • repollo;
  • zanahorias;
  • ajo;
  • granadas

A base de milenrama, siempreviva, manzanilla, tanaceto, ajenjo, anís, se preparan decocciones e infusiones. Se prescriben para administración oral o se usan para enemas de limpieza (con la acumulación de parásitos en el tracto gastrointestinal).

De la dieta es deseable excluir el azúcar, el café. La ingesta de bebidas alcohólicas debe ser minimizada. Para crear un ambiente desfavorable para los parásitos, se recomienda usar jugo de pepino, zanahoria y remolacha.

La prevención de enfermedades

Las medidas preventivas pueden reducir el riesgo de infección con parásitos. Recomendaciones básicas de higiene:

  • lave las verduras y frutas antes de comer, las manos: antes de comer, después del contacto con cualquier animal, al ir al baño;
  • desparasitación de mascotas;
  • procesamiento térmico de carne y pescado;
  • dejar de beber agua cruda.
lavarse las manos con jabón para prevenir parásitos

Los parásitos invaden el cuerpo humano, se alimentan y se multiplican en él, interrumpiendo gradualmente el funcionamiento de muchos sistemas con productos de desecho y aumentando su propio peso. Los síntomas de la patología no siempre son específicos. Es posible un resultado letal con una forma avanzada de la enfermedad o infección con ciertos tipos de gusanos. El diagnóstico y el tratamiento oportunos pueden eliminar los parásitos y evitar complicaciones.